¿Por qué ganó quien ganó?

Rodrigo Gómez

MARO Consultoría y capacitación

rodrigo.gomez@maro.com.mx

Desde las ocho de la mañana de este día he leído tantas opiniones sobre las votaciones del día de ayer; y todas o casi, son de repudio, enojo, desesperanza.

Hay mensajes sobre: debemos trabajar y consumir lo que el país produce, etc.

Muchísimas personas diciendo que es un ignorante, un misógino, que no sabe de política, un fracasado como empresario, que cuentan su vida pasada como lo peor, incluyendo la UNAM también se refiere como una persona ignorante en muchos temas.

Por otra parte, leí un artículo donde un empresario regiomontano apuesta porque el resultado de esta elección hará que la economía se vuelva interna debido a la cancelación de tratados y aranceles que se elevarán al cielo y así aprovechar para que el país crezca de manera importante.

Desde que el mundo supo quién es este señor, no ha parado de burlarse, hablar mal de él, incluso, dar por perdida la votación el mismo día del evento. Y, sin embargo, la historia que se “contaba” hasta ayer por la mañana, hoy es diferente.

Quiero hacer notar varias cosas sobre este evento, y que nunca vi realmente la intención de esta persona:

  1. En ningún momento se dio por vencido, siempre fue claro con su propósito.
  2. A pesar de sus declaraciones, en ningún momento refutó los resultados de las “encuestas”, el sólo decía que iba a ganar.
  3. Siempre tuvo claro dónde quería llegar; aún y cuando las encuestas daban resultados diferentes, e incluso, personas de su mismo partido no estaban de acuerdo con sus discursos e ideas de ese momento.

Esto anterior, es lo que él por su cuenta propia hizo, sin embargo, aquí viene lo mejor del resto del mundo y que no tomamos en cuenta (o no todos lo hicimos):

De acuerdo a C.G. Jung, todos tenemos nuestra sombra, pero ¿qué es eso?, a continuación, un fragmento muy bien explicado:

En su mayor parte, la sombra se compone de deseos reprimidos e impulsos incivilizados que hemos excluido de nuestra propia auto imagen, es decir de cómo nos vemos a nosotros mismos. Estas motivaciones son percibidas cómo moralmente inferiores para nuestro “ideal” de lo que somos (o más bien dicho de lo que “creemos” que somos), por lo que también depositamos en la sombra fantasías y resentimientos. De esta manera la sombra abarca en general todas aquellas cosas de las cuales uno no se siente orgulloso.[1]

Y fue así que todos vimos en él, lo que no queremos ser: ignorantes, misóginos, machistas, groseros, gritones, intolerantes y todo lo que la gran mayoría detestamos o “no queremos ser” y eso hizo que se iniciara una campaña en contra de la persona que veíamos, más allá de enfocarse en lo que realmente pretendía.

Otro punto fue: se acercó a la gran mayoría de la gente norteamericana y le prometió cambios, cosa nada fácil y que ya el tiempo y la gente lo evaluará; con más de 321 millones de habitantes y un riesgo de pobreza del 13,5% (mide cuántas personas tienen ingresos bajos en relación al conjunto de la población. No mide la pobreza absoluta, sino que se trata de un indicador relativo que mide desigualdad. Islandia tiene 9,6%)[2]

Y ya para terminar, creo que alguno de sus asesores es fiel lector de “Las 36 estrategias chinas”[3] ya que por lo menos las primeras 12 estrategias las aplicó en algún momento dela campaña.

Para nosotros los “ciudadanos de a pie” (dicen algunos) hay grandes enseñanzas, las cuales debemos notar y aplicar para no repetir esta historia:

  1. Aplicó la frase: “en la guerra y en el amor, todo se vale”, hablando de guerra por la presidencia.
  2. Rafael Echeverría menciona en su libro Ontología del lenguaje[4]: “El lenguaje por lo tanto, no sólo permite describir la realidad, el lenguaje crea realidades” y mientras el resto del mundo creó una realidad basada en la sombra de nosotros mismos, el ahora presidente electo creo la suya propia. En este sentido, no hicimos caso a lo que estaba ante nuestros ojos: él estaba decidido a ser elegido presidente.
  3. Aceptación del resultado: si bien ya está el resultado, no podemos seguir pensando que sus discursos estarán el 100% del tiempo, al verlo en el video donde se dispone a dar su primera conferencia como presidente electo, su mirada y su energía manifestada es totalmente diferente a la que le vimos durante la campaña.

Ya llegará el 20 de enero de 2017 y veremos si estoy equivocado en lo que escribo o podremos esperar algo realmente preocupante.

[1] http://www.ceoniric.cl/spanol/send_jung_col/la_sombra.htm

[2] http://www.datosmacro.com/demografia/riesgo-pobreza

[3] http://www.elartedelaestrategia.com/36_estrategias_chinas-1.html

[4] Echeverría, Rafael. Ontología del Lenguaje. Ediciones Granica. 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s